Escoger el tamaño de los cuadros de nuestra pared

Escoger el tamaño de los cuadros de nuestra pared

Escoger el tamaño de los cuadros de nuestra pared

 

Los cuadros son los grandes amigos de las paredes, eso es algo que lleva siendo así décadas, pero la gran variedad que existe en la actualidad en lo que a tamaños y estilos se refiere, hace que se nos haga un poco más complicado elegir cuáles colgar en nuestro hogar.

Cada vez son más las personas que apuestan por añadir cuadros grandes a sus paredes en vez de composiciones formadas por pequeños cuadros. Un cuadro grande da personalidad y llena el espacio sin necesidad de agobiar, lo contrario que si colocásemos varios cuadros diferentes. Obviamente, hay lugares de la casa en los que son más adecuados los cuadros grandes, como por ejemplo un pasillo, una pared en la escalera, el cabecero de la cama o la pared en la que esté colocado el sofá.

El estilo del cuadro ya depende más de nuestro gusto personal y del tipo de decoración que tengamos, es algo en lo que no podemos ayudaros demasiado. Como consejo general, a la hora de escoger los colores de nuestro cuadro, tendremos en cuenta cuáles tenemos en nuestra deco, es decir, si somos de añadir elementos con mucho colorido, lo mejor será buscar un cuadro que tenga pocos colores, y viceversa. Si en una misma pared tenemos un mueble grande, jarrones, flores y un cuadro grande puede quedar demasiado cargado, aunque, como hemos dicho, esto siempre es a gusto de la persona que compra el cuadro y que lo va a tener en su casa.

Lo mejor que tienen los cuadros grandes es que resaltan el lugar en el que están, se convierten en actores principales de nuestra casa y siempre se quedan en la memoria de todos los que lo ven. Y, si se diese el caso de que nos cansamos de verlo en un lugar, podemos moverlo sin problema a otra pared. Si no te lo habías planteado como opción, puede que debas empezar a buscar en webs especializadas y a sorprenderte con lo mágicos que son.

Sin Comentarios

Deja tu comentario