Regala un seguro de vida a tu persona especial

A la hora de pensar en un regalo, regalar un seguro de vida no es algo muy común que digamos. Pensar en la muerte genera miedo, pero mayor es el miedo a dejar desamparado a un ser querido. Los seguros de vida son una forma de protección, amor y confianza en aquella persona especial.

No necesariamente debe ser un hijo; también tus padres, familiares lejanos, amigos o aquella personita que se roba tu corazón cada día. Si quieres saber cómo hacerlo y por cuánto puedes asegurarte, continúa leyendo.

¿Qué debo saber para regalar un seguro de vida?

Uno de los sitios más amigables y con gran respaldo para llevar a cabo este regalo es www.RegalaunSegurodevida.com Se trata de una página web que cuenta con diferentes planes de seguros. Existen otras muchas, por lo que te animamos a investigar cuál se adapta mejor para ti.

  • Uno de los principales requerimientos para regalar un seguro de vida es cuánto quieres obtener vs cuánto debes invertir. Consulta en tu aseguradora de confianza las cuotas y planes que ofrecen.
  • Datos completos de la persona que quieres asegurar.
  • Qué nivel de confianza en el mercado tiene la aseguradora.
  • La edad mínima común para cobrar un seguro de vida es 18, sin embargo, existen cláusulas que permiten a los menores de edad manejar ese dinero con la supervisión de un tutor o responsable legal.
  • Estudia el contrato de la aseguradora. Algunas no cubren ciertos tipos de muertes.

¿A quién regalarle un seguro de vida?

Las aseguradoras creen fielmente que brindar una protección económica a nuestros seres queridos es fundamental para vivir con tranquilidad. Pero… ¿a quién puedes regalarles? Aunque parezca insólito, también puedes regalarle a tu persona favorita; tú.

Un seguro de vida no es necesariamente algo negativo. Por el contrario, se trata de una garantía de una vida plena. Así que puedes comenzar a cotizar tu seguro de vida en caso de incapacitación absoluta.

También puedes regalarlo a cualquier familiar. No necesitas una relación consanguínea directa, lo que te permite brindar protección a esa familia que te brinda la vida, o esas personas que se graban en tu corazón para siempre.

Beneficios de adquirir un seguro de vida a temprana edad

Como bien sabes, aún no existe forma de detener el paso del tiempo y nunca es demasiado temprano para comenzar a solventar problemas futuros. Preocuparte por tu bienestar y el de los tuyos a edades tempranas es algo que tú y los tuyos agradecerán.

  • Las cuotas son menores y más fáciles de pagar.
  • Puedes elegir o cambiar el plan de seguro según pase el tiempo.
  • Te permite cotizar más cuotas, lo que será un ahorro mayor.
  • Puedes cumplir con el plazo de cuotas estipuladas antes de retirarte, por lo que no deberás preocuparte por ese gasto una vez entres en edad avanzada.

¿Cómo regalar un seguro de vida?

Definitivamente no debe ser una situación triste, ni en un momento crítico cuando pienses en regalar un seguro de vida. Puedes hacerlo en el primer cumpleaños de tu hijo, como muestra de protección, en un aniversario o incluso en un almuerzo informal. Lo importante es transmitir a la persona tu deseo de protegerla incluso cuando no estés, sin brindar la sensación de que ya no estarás.

Los seguros de vida deben percibirse como una herramienta que podría sacar de muchos aprietos a aquellas personas que por cuestiones de la vida ya no podrás proteger. El momento de entregarlo no es tan importante como lo es adquirirlo. Planear la vejez y lo que procede a ello siempre será una forma de demostrar el amor que tenemos por nuestros seres queridos.