Inicio Perfumes Life Threads Sapphire by La Prairie

Life Threads Sapphire by La Prairie

0
Life Threads Sapphire by La Prairie

Este perfume del año 2010, perteneciente a la marca suiza de cosméticos La Prairie, se agrega junto con otros 2 lanzamientos simultáneos a la serie Life Threads creada en el 2009 y que recibía nombres de metales preciosos como Silver, Gold y Platinum, en esta ocasión agregándose 3 perfumes con nombres de gemas que son Sapphire, Ruby y Emerald, con Sapphire teniendo una inclinación sensual romántica centrada en flores y madera. El envase mantiene la forma de botella de los primeros perfumes de Life Threads, con un frasco de vidrio translúcido con dos placas transparentes adheridas al frente y atrás que encierran un hilado metálico, distinguiéndose de los otros perfumes por inserciones de vidrio celeste y blanco a modo de gemas de zafiro. En el sitio de La Prairie señalan que las notas básicas de este perfume son: hojas verdes, damasco, fresias, jazmín marino, gardenias, narciso, sándalo, maderas blancas y ámbar.

En partida el perfume muestra un punto floral clásico con cercanía a tuberosa, el cual se diluye hacia líneas todavía clásicas más cercanas a jazmín, desarrollando una veta paralela de jabón artesanal que incluye referencias leves a resinas y a tallos de flores dando una impresión de aroma de fragancia de los años 80 a nivel de soporte, con los dos puntos principales de flores manteniéndose como jabón limpio. En fase media a 30 minutos el aroma aumenta la presencia de líneas de detergente en torno a la familia del jazmín con un punto hacia iris por las líneas de resina que se sienten al fondo, desarrollando una línea inicialmente frutal pero que luego deriva a un floral mucho más rico en aromas y que absorbe las impresiones de jabón, dando la idea de un narciso tibio al llegar a 1 hora de aplicado, incluyendo referencias a resinas sucias con porciones verdes a 1 hora y media del inicio. A las 2 horas la fragancia muestra una mayor presencia de tonos frutales neutros en torno a duraznos y damascos combinados con gardenias y puntos fríos derivados de un tinte de jabón, con puntos florales secundarios que despiden ideas de frutas maduras y que se mueven en torno a una rosa con dejos especiados, pasando por jazmines y luego perfilándose como un narciso denso que se mantiene en la base. A las 3 horas el perfume comienza a asentarse y a adquirir un perfil que facilita su identificación, pasando al frente una mezcla de gardenias con limpios de jazmín de corte clásico y limpio por el lado blanco, con capas secundarias de soporte que también se mueven en la gama de los florales, con ascensos más notorios de duraznos a 6 horas que refuerzan la idea de floral frutal de la década del ochenta, sintiéndose más maduro el aroma y trayendo recuerdos de gardenia cremosa que se funde con rosas más densas y ligeramente amieladas a 9 horas, dando un paso a resinas inciensadas a 12 horas e incorporando nuevamente fresias y variantes ácidas de rosas que aportan un alimonado que recuerda a aldehídicos. En fase final después de 24 horas el perfume mantiene un estilo ochentero suave centrado en rosas y jazmines apegados a un formato de jabón, complementado por dulces frutales que portan un tono rosado breve seguido de fondos inciensados de resina y tallos especiados suaves, trayendo recuerdos a nivel ambiental de una versión simplificada y al ámbar de Red Door de Elizabeth Arden.

La fragancia aparentemente demora más tiempo que lo usual para desarrollar a plenitud sus notas aromáticas, mostrándolas con mayor intensidad e independencia sobre 1 hora de la partida y adquiriendo un carácter floral limpio de aspecto clásico con un dejo frutal que trae recuerdo del estilo de los años 80, con un comportamiento que al menos en el escenario de diario se siente atemporal y medianamente complejo, con inclinaciones sociales no deportivas y alejado de situaciones cotidianas. En oficina el aroma tiende a sentirse como una amalgama compleja de notas sin que un grupo puntual de ellas sobresalga del resto en las primeras horas, ampliándose luego hacia una fragancia de la familia de las gardenias con jazmines que presenta un efecto memoria mediano al confundirse con otros perfumes también clásicos apegados a una línea de jabón, apreciándose la calidad de la nota de gardenia sólo a corta distancia, ya sea con colegas o clientes. En el caso nocturno el perfume tiende a perder presencia en ambientes más agresivos, teniendo mejor potencial en ambientes limpios sociales más centrados en el día que en la noche, incluso perdiéndose en eventos de gala de corte familiar. En el campo romántico la fragancia propone una mezcla limpia y femenina que se apega a una vieja escuela de seducción pero en un formato más calmo, con intenciones sensuales mucho más sutiles y mejor orientado para ocasiones especiales con pareja conocida. Rango de edad entre 25 y 60 años.
¿QuéOlorTiene?????!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí