I Love New York for Him by Bond No.9

Esta fragancia del 2011 es la parte masculina del trio original de perfumes «I Love New York», conformados también por una edición femenina y otra unisex, todas ellas apelando a alguna característica que recuerde o distinga a la ciudad de Nueva York, con esta versión para hombre tomando un enfoque diferente que se aleja de los tonos más gourmand de sus pares y optando por un aroma que refleje la energía y dinamismo de la gente dentro de una familia aromática apegada a una perfumería clásica masculina. El envase repite la botella estrellada común a las creaciones de esta marca de perfumes, conservando el logo inclinado con las iniciales de «I Love New York» al centro, con el vidrio coloreado en azul. En el sitio de Bond No.9 señalan que las notas aromáticas básicas de la fragancia son: jengibre, enebro, cáscara de pomelo, lavanda, geranios, pachulí, cuero, sándalo, ládano, musk y ámbar.

En partida la fragancia se mueve en un estilo clásico masculino en torno a helechos, con una primera impresión de lavanda acompañada de un punto seco que va entre café y madera, pero que desaparecen pronto siendo reemplazadas por enebro y dejos de menta de aspecto frío, con puntos ligeramente amargos y más verdes que van entre salvia y cáscara de pomelo, manteniendo esta estructura por los siguientes minutos. En fase media a 40 minutos la capa verde se siente más profunda y áspera, con mayor sensación de mezclas de helechos con ajenjo y efectos de agua especiada tenue provenientes de la lavanda, con una base de madera de bajo impacto derivada de las especies y que se mueve dentro de la familia del sándalo y la cáscara de nuez moscada al llegar a 1 hora desde su primera aplicación. A las 2 horas el aroma comienza a adquirir un matiz más tosco, alejándose del estilo más puro y limpio de enebro con menta de Wing y Eternity de Calvin Klein al incorporar capas herbales más amargas que van por pino, musgo, pimienta verde y lavanda clásica con aires de vetiver, acercándose a algunas características más ochenteras que recuerdan a Escape también de Calvin Klein, llegando a un punto dominante de salvia alimonada que se puede asociar con perfumes antiguos y algunos desodorantes a las 3 horas, volviendo a tintes de lavanda con enebro menos hirientes y con más cuerpo acuático a las 4 horas, incorporando en la base unos puntos secos cercanos a madera y especies. Pasadas 6 horas de aplicado la capa de verdes se inclina a pino y pachulí, reduciendo el aspecto amargo de salvia y sumando nuevas capas de madera y especiados suaves con acabado de cuero tipo gamuza, los cuales se concentran en nuez moscada a las 9 horas, rebajando su intensidad en este punto y bajando su agresividad, llegando a las 12 horas con un tono más polvoso y con aspecto de cuero suave con herbales a la menta y reaparición de mentol de vetiver y cáscara de pomelo también verde. En fase final al llegar a 24 horas la fragancia baja la concentración de helechos en favor de un calone que desprende un frutal de melón verde, con una base más seca de cuero y nuez moscada sobre madera polvosa y vestigios de pachulí de bosque con raíces, con la estela aromática reduciéndose notablemente en comparación a las etapas anteriores y quedando la sensación de una combinación de notas de base de perfumes masculinos de finales de la década del ochenta y comienzos del noventa.

La fragancia parece apelar a líneas clásicas masculinas que giran en torno a enebros y capas verdes, tal vez con cierta base en la perfumería tradicional de Estados Unidos previa a la década del noventa y a ciertas raíces británicas elegantes, con un enfoque de diario atemporal cotidiano y con algunas restricciones de uso en caso de sobreaplicación, dando en general la idea de un perfume todoterreno con base clásica y con pocos puntos funcionales en caso de frío o calor. En oficina la fragancia da una impresión más madura y pulcra en su etapa inicial, perdiendo algunas líneas dinámicas y agregando puntos rígidos al vestuario, comenzando a relajarse el aroma al entrar en su punto medio dando la idea de un acuático frío semiformal de camisa abierta, con un efecto memoria mediano al confundirse con otras fragancias que siguen el mismo estilo aromático. En el caso nocturno el aroma presenta líneas tradicionales acuáticas y verdes que se alejan de situaciones dinámicas o alegres juveniles, apuntando hacia eventos más serios semiformales que no llegan a un estilo formal, repitiendo por momentos la idea de madurez que se presentaba en otros escenarios. En el caso romántico el aroma se aleja de intenciones sensuales o seductoras, tal vez funcionando en segmentos clásicos más maduros o en caso de mujeres que gustan de un estilo masculino clásico sólido verde. Rango de edad entre 30 y 60 años.
¿QuéOlorTiene?????!!