M7 Oud Absolu by Yves Saint Laurent

M7 Oud Absolu by Yves Saint Laurent

Esta fragancia masculina del 2002, descontinuada al cabo de unos años debido a una campaña publicitaria con menores resultados a lo esperado y luego relanzada el 2011 dentro de la colección de perfumes clásicos La Collection YSL de la marca francesa Yves Saint Laurent, corresponde a un aroma centrado en una nota de madera de aquilaria que es usada por primera vez dentro de esta marca, en torno a la cual se estructura una fragancia concebida en torno a ideas de exceso y que resalta un estilo viril de aspecto bruto y sensual a la vez, con una presencia profunda y apegada a un estilo masculino sin ambigüedades, con esta nueva edición ajustando levemente la profundidad y balance de notas de la fórmula original para mejorar su recepción ante un público más amplio. El envase sigue líneas estándares definidas para la serie La Collection YSL, consistentes en un frasco de forma cúbica y tapón también cúbico inclinado, cubierto por una capa negra opaca excepto en su parte inferior donde se aprecia el líquido que contiene sobre una base de vidrio gruesa, llevando al frente el nombre del perfume y a un costado el listado de notas aromáticas básicas junto con el año de fabricación. En el sitio de YSL Experience y en la botella del perfume destacan las siguientes notas aromáticas: mandarina, madera de aquilaria, pachulí, ládano y mirra.

En partida la fragancia presenta un ligero rebalance con respecto a la versión original, con un inicio lento centrado en polvosos de cuero que evolucionan hacia sándalo seco, presentando sobre los 5 minutos la impresión de aquilaria cruzada con un ládano apagado de bajo dulzor, con cruces de incienso ahumado a nivel de base y sin impresiones de presencia de limón o derivados de naranja en esta etapa. En fase media a los 20 minutos la fragancia mantiene una línea de resina más dulce y menos ahumada, con ascensos de ládano y rasgos de aquilaria más untuosa que solapa por un buen tiempo al resto de las notas secundarias, evolucionando gradualmente hacia una resina más dulce y fragante de aspecto no complejo y menos densa que en la primera versión de este perfume, incorporando indicios de bergamota y cítricos fragantes a 1 hora de aplicado que por momentos recuerdan a flores, con la madera mostrando al mismo tiempo una variante hacia el tabaco. A las 2 horas la fragancia profundiza la nota de aquilaria con una intensidad mesurada, trayendo recuerdos de porciones de Ormonde Man de Ormonde Jayne y mostrando una tendencia de esta resina a inclinarse por momentos hacia madera inciensada y cuero, con una veta oscura complementaria proveniente de inciensos con rasgos de tabaco y con un punto de naranja amarga que aporta frescor a la mezcla de manera esporádica. Pasadas las 3 horas el aroma comienza una oscilación en la cual por un momento la fragancia decae en intensidad apagándose a nivel de resinas y aparentando un cruce de madera con té negro, repuntando con mayor brillo a las 3 horas y media con una madera fresca que absorbe las características de resina dulce y se apoya en la naranja amarga que brilla como soporte no independiente, con puntos secos tipo té que corresponden a una variante fresca del tabaco pero con una sensación de intensidad o untuosidad menor a la del primer M7 y un poco más lineal y plana. A las 4 horas el perfume comienza a presentar rasgos verdes cercanos inicialmente a vetiver que se balancean con dulzores mesurados de resina, con rasgos de alcanfor esporádico como en Body Kouros también de YSL pero sin llegar a mentol, frenando esta veta verde a las 6 horas en favor de un ascenso rápido y brillante de resinas dulces y aromáticas al ládano que se mezclan con maderas y permiten apreciar con más detalle las aquilarias inciensadas, adquiriendo un dulzor más cercano a Ormonde Man y sumando partes de vetiver más amaderado que verde a las 9 horas, estabilizándose el aroma en madera verde con aquilarias más ásperas y secas e impresión de cenizas de incienso con un ligero punto especiado, presentando a las 12 horas un leve descenso en la sensación de brillo del aroma. En fase final a las 24 horas la fragancia equipara las líneas de madera con la aquilaria menos dulce y con indicios de presencia de vetiver que aumenta la sensación de aroma seco, con puntos verdes oscuros derivados de pachulí que se acercan al estilo de Ormonde Man, sin presentar rasgos de vainilla o de tibiezas más pronunciadas como en la primera versión de M7 a este mismo punto.

La fragancia guarda cercanía con su versión original del 2002, con mínimos rebalances que dan la idea de la aparición desfasada de algunas etapas características en al menos 1 hora y presentando menos profundidad en una veta verde breve, con una impresión general un poco más fresca que mantiene un uso de diario atemporal inclinado al invierno hacia su parte final y con rasgos de mayor soltura al comienzo dentro de un ámbito informal a semiformal, pero sin llegar a ser una fragancia deportiva. En oficina el aroma se apega a un estilo laboral correcto en torno a maderas clásicas, tal vez con las resinas y la aquilaria tendiendo a confundirse con madera y ofreciendo un menor impacto que otros perfumes que usan el mismo ingrediente con más fuerza como Fahrenheit Absolute de Dior, manejando un perfil correcto y discreto por momentos que destaca hacia el final con mezclas más polvosas de resina tibia con puntos verdes. En el caso nocturno el aroma se apega a un perfil pulcro de ambientes sucios tipo pubs en un enfoque semiformal, cubriendo también el segmento de cenas de negocio, tal vez sintiéndose poco profundo en matrimonios y demasiado rígido o agresivo en fiestas informales. En lo romántico las resinas presentan líneas atractivas y adictivas en su punto medio, aunque como mezcla general tienden a dominar una sensación de madera seca que da a la fragancia un matiz más personal que seductor y con menor empatía. Rango de edad entre 25 y 50 años.
¿QuéOlorTiene?????!!

Sin Comentarios

Deja tu comentario